martes, octubre 24, 2006

Ginger Snaps


Dir. John Fawcett
Canadá / EEUU 2000



Brigitte y Ginger son dos adolescentes que viven con sus padres en un rancio y vulgar barrio residencial. Tanto el barrio como su entorno familiar son todo excepto estimulantes, y su instituto, en palabras de Brigitte: “un criadero de hormonas descerebradas”. Brigitte es lo bastante inteligente como para sentir desaliento ante tal panorama, y a Ginger simplemente, todo le da asco, haciendo gala continua de una honda actitud hostil hacia ese todo. Prácticamente se tienen solo la una a la otra. En el instituto son consideradas bichos raros; siniestras, asociales, hostiles, con esa manía de fantasear con al muerte, ...

Una noche, mientras preparaban una broma pesada para vengarse de una compañera a la que no tragaban y que se burlaba de ellas, Ginger es mordida por un animal; justo la noche que le viene su primera regla. Pese a las heridas, no parece que sea nada grave y se recupera. Pero pronto Ginger comienza a experimentar ciertos cambios físicos, de carácter, etc. Lo achacarán a la pubertad; pero la cosa es más seria. Los cambios comienzan a ser cada vez más anómalos, y la transformación de Ginger parece irrefrenable, así como insondable parece el origen.
Los cambios de Ginger afectan a la relación con su hermana, la cual convencida de que están ante un caso de licantropía, no cesará hasta solucionar el asunto, y recuperar a su hermana.


* Para muchos “Ginger Snaps” es una muestra de terror adolescente algo por encima de la media, pero tal etiqueta remite a tales ejemplares de terror pachanguero que no me parece justo echar este film en el mismo saco. En mi opinión está muy, muy por encima del nivel que suelen tener los films de terror juvenil. Además, de terror no tiene nada, sino que es un horror-drama, y la etiqueta de adolescente pudiera pasar, pero haciendo determinado hincapié en ciertas cosas.
El llamado terror adolescente, supone casi siempre un grupo de niñatos arquetípicos vacíos, cuya única función es ir palmando uno tras otro hasta quedar en pié uno o dos de los que menos coraje nos dan, y tras haber filmado al menos hora y media que encasquetarle a los cines. En “Ginger Snaps” ese contexto adolescente, con su instituto y sus majaderías, es solo un elemento para enmarcar la historia, ajeno a la trama central, pero que nos brinda alguna que otra escena de humor negro bastante apañada (hay que señalar que el tono irónico dañoso se mantiene durante todo el film).
Ginger y Brigitte son dos jóvenes enfrentadas al vaivén de la adolescencia, a un mundo enojoso y fútil al que las obligan a adaptarse. Sufren los cambios propios de la edad: psicológicos, físicos, ... y luchan contra natura, contra todo ello por miedo a transformarse en algo peor que un licántropo, en uno de sus compañeros. A esto deben añadir la calamidad que se les ha venido encima, llevando al paroxismo toda esa turbulencia emocional. Ahí tenemos nuestro terror adolescente, en la explotación de esos miedos y preocupaciones juveniles (eso sí, con algún exceso que otro).

* He mencionado que “Ginger Snaps” es un horror-drama, y creo que es atinado, dado que el quid de la película es la crisis que desata la desintegración de la estrecha relación entre las dos hermanas, y los esfuerzos, a veces disfuncionales, con que intentan restablecer la unión, el control, y la situación anterior. La película acierta exponiéndonos en las primeras secuencias la intimidad y complicidad de esa relación, así como el aislamiento de las dos hermanas respecto a su entorno; fallando en esa exposición todo intento de dramatismo posterior habría sido inútil.
Es también interesante el hecho de que el protagonismo pase de una a otra hermana en cuanto Brigitte se convierte en guardiana y protectora de Ginger, con ese afán por curar su supuesta enfermedad, recuperar a su hermana y la relación que tenían. Las dos actrices, dicho sea de paso, están bastante bien.
Me encantan también las partes finales, en que la situación esta descontrolada, y la relación fraternal, como un barco en la tempestad, se debate, aún con vida, intentando imponerse y sobrevivir a toda costa; se podría decir que a su manera es todo muy romántico. Cuando la película llega a los momentos críticos empalma una serie de escenas de una crudeza y dramatismo bastante logrado; e inclementes, nada de sensiblería.
Un poco de desquiciamiento psicológico bastante atrayente hará asimismo las delicias de muchos.

* Su director creo que llegó a decir que su película era una mezcla de “La Mosca” y “Criaturas Celestiales”. Creo que estuvo bastante acertado. Con la película de Jackson tenemos a las claras el punto en común de la ruptura de una relación entre chicas de singular naturaleza, propiciada por agentes externos y hostiles, y la exaltada reacción que esto provoca. Con Cronenberg en general parece tener Fawcett cierta obsesión con las anormalidades, malformaciones, transformaciones, purulencias, etc, etc.
La música resultona es otro de los elementos bienhallados.

* Destacaría muchas escenas. La última, en ese laberinto en que se convierte la casa; la primera, con esa macabra sesión de diapositivas en que las chicas alardean de su obsesión con la muerte (esta secuencia de créditos es impresionante); y en general, todas las escenas entre las dos hermanas son buenísimas.

* En fin; con un poco más de mala uva, siniestrez, y desazón, y quizá estuviese ahora hablando de algo soberbio, pero la película tiene las suficientes virtudes como para recomendarla: muchas escenas muy buenas, unas interpretaciones solventes, una historia bien llevada, y lo crucial, una dimensión dramática y emocional que hace sombra a los elementos fantásticos (lo de la licantropía y tal es lo de menos), y logra para sí todo el interés que no tiene el manido terror adolescente.

7 comentarios:

Cesare dijo...

Estoy totalmente de acuerdo con lo que dices, y no puedo más que morirme de vergüenza comentando mi recomendación con este análisis tan exhaustivo que has hecho tu.

IRIAN-HALLSTATT dijo...

Gracias por el comentario Cesare, y por eso de "análisis tan exhaustivo". Un placer encontrar gente con puntos de vista en común sobre ciertas obras, y con inquietudes que le lleven a escarvar en lo que el cine no muestra a las claras. En cuanto a esta peli, me da que si la gente pasara por alto lo del evoltorio "terror-juvenil" que tiene, tendría una mejor valoración general de la que tiene.

Raquel dijo...

He descubierto esta peli por casualidad en blogs y foros, y todo el mundo me la pinta como diferente. Me pica la curiosidad.

IRIAN-HALLSTATT dijo...

Pues ya sabes Raquel, ¡a ella! Si finalmente no te gusta, no has perdido nada.

Fainting Spell dijo...

Esta es una de mis películas favoritas! Has visto las otras dos? Porque hay tres, yo estoy por la segunda, y no está mal, pero no mola tanto como la primera, y creo q la tercera ni me molestaré en verla. Bune blog! Un saludo!

Anónimo dijo...

Hola, Fainting.

Pues he visto la que creo es la 3ª, la precuela. La verdad es que está bastante bien y más orientada al terror que esta. Pero esta me sigue gustando más, por la relación entre las hermanas.

Un saludo.

Irian-Hallstatt

Fainting Spell dijo...

Sí? Pues la veré! Yo esq con el trailer me quedé bastante desencantada, la verdad... Pero le daré una oportunidad!