sábado, julio 28, 2007

Memories of Murder

Salinui Chueok
Dir. Joon-ho Bong
Corea del Sur 2003

Una serie de violaciones y asesinatos tiene desconcertada a la policía de la Provincia de Gyunggi. Para ayudar a resolver el caso se manda desde Seul a un investigador especialista, quien tendrá que enfrentarse no solo al asesino, sino a la incompetencia y los prejuicios de sus nuevos compañeros.


* Tras la interesante “The Host”, la espléndida “Barking Dogs Never Bite”, y mucha recomendación sobre esta película, ya era hora de lanzarse a ver “Memories of Murder”. Mis expectativas no han sido defraudadas. Me esperaba, por lo leído, un tono general más agrio, pero de nuevo, marca de la casa en el cine de Joon-ho Bong, la acritud se encuentra diluida, graduada en cantidades inicialmente digeribles, y enmascarada esta vez tras una pantalla en forma de absorbente thriller, con grandes dosis de humor, y una historia que engancha. Como siempre, saboreamos el gran poso de amargura que acaba dejando “Memories of Murder” al final, o incluso después, cuando volvemos sobre la película.


* La mezcla de géneros y las inflexiones de esta película, otros no sabrían domarlas, o no se atreverían a plantearlas, pero este director las maneja a las mil maravillas, atreviéndose con todo. La película se desliza del thriller cómico y crítico hacia el drama de forma sutil, y pillándonos desprevenidos. En los films de Joon-ho Bong no hay quien pueda intuir ni predecir nada; hay que quedarse a verlas venir. Cuando por una simple escena o detalle nos damos cuenta por vez primera de cierto tema de fondo, cierto asunto que el director parece no haber querido tocar de forma descarada, nuestra mente recorre lo visto hasta el momento y vislumbra cuantísimos detalles se ha ido perdiendo por estar atento y engatusado por lo evidente. Como ya de por si lo evidente en el cine de este hombre es un pasatiempo de primera, dedicarse a buscarle detalles, matices, y discursos ocultos, es un aliciente más.

* En “Memories of Murder” está clara la crítica, no se a cuento de que, hacía el viejo régimen militar coreano y hacia quienes ejercían las disposiciones de este; la policía en este caso. Aunque no acaban bien parados tampoco la sanidad o el ejercito. Sin que sea el leitmotiv de la cinta, ofrece la película cierto retrato de una sociedad que, hace 20 años, estaba enfrascada en una transición y pidiendo a gritos un cambio: véanse las escenas de las manifestaciones, la obstinada prensa, o la cautísima escena de la revuelta estudiantil. No hay personaje tampoco que no se lleve un rapapolvo en esta película: todos tienen su parte virtuosa, aunque sea esta bastante discreta, y todos tienen su lado negativo. Un modelo sería el personaje del ejemplar policía venido de Seul, recto, metódico, racional, sereno… pero ahí lo tenemos, pateando a una joven estudiante durante una manifestación, o al final, dejándose llevar por la rabia y su lado emocional.

* Es muy interesante como, tanto el caso que investigan, como la vecindad del nuevo compañero, va modificando la forma en que los dos policías ven cuanto les rodea, por mucho que se empecinen en ser impermeables a la influencia de las circunstancias que están viviendo. Y parece que estemos ante una competición por ver cual de los dos resolverá el caso, todos apostamos por el recién llegado, pero el director se ríe de nosotros, como tantas otras veces. Como dije antes, seguir senderos trillados en el cine del prometedor Joon-ho Bong es inútil, pero eso si, nos garantiza sorpresas mayores.

* Cuando el caso se hace desesperante, desarmados todos, se acabó el humor y entramos de lleno en el terreno del drama, pero nos da igual porque la tensión que se le imprime a toda la recta final es soberbia, como toda esta película.

9 comentarios:

Cineahora dijo...

Soberbia película, así es. Fue una de las sorpresas del año cuando la vi. Tanta ineptitud y torpeza de esos protagonistas, y sin embargo, tanto la atmosfera inquientante, como el guión y los personajes logran calar profundo.
Un cineasta que promete, aunque "The host" no me convenciera. Pero ¡cómo filma Bong Joon-Ho!

troncha dijo...

Como ya sabes para mi también fue todo un descubrimiento esta película, en positivo claro está, porque yo también estoy a favor de posteriores trabajos como The Host.

Saludos Irian.

IRIAN-HALLSTATT dijo...

Cineahora: A mi “The Host” me pareció entretenida. Este director tiene varias películas más, pero no están tan bien valoradas como las que apunto; pero habrá que verlas.

Troncha: Pues a ver quien es el primero que se ve el resto de su filmografía a comenta lo que sea.

Saludos.

BUDOKAN dijo...

Coincido con lo que dicen los amigos en los comentarios. Este film fue una grata sorpresa sobre todo por las caracterizaciones de los personajes. A propósito es la primera vez que entro en el blog y me ha gustado mucho.Saludos!

IRIAN-HALLSTATT dijo...

Saludos budokan. ¿Primera visita a mi blog? Pues juraría haber visto otros comentarios tuyos; en “Shadoless Sword” sin ir más lejos. Yo suelo entrar en el tuyo, pero sinceramente, no me suenan de nada la mayoría de películas que reseñas, y por eso me da palo comentar nada, pero felicidades por pegarte un tan buen curro en algo así.

Salud.

travismagee dijo...

Buena película, muy bien dirigida e interpretada, así como poseedora de una buena música y una preciosa fotografía, sobre todo en los momentos nocturnos con la lluvia cayendo sin parar.
La cinta tiene algunas caídas de ritmo donde la tensión disminuye, pero la historia, real, no lo olvidemos, se sigue con verdadero interés, a pesar de que, nos lo dicen al comienzo, no tiene final cerrado, pues al asesino jamás lo atraparon. Eso no es óbice para que llegue a gustar mucho.
Tiene, además del lógico interés como film policíaco, gran interés sociológico-histórico, al tocar una época y lugar especiales. Se trata del tiempo inmediatamente anterior de la occidentalización de Corea, convirtiéndose en Corea del Sur. En esa época los métodos policiales eran primitivos, así como los propios agentes de la Ley, seres con numerosos prejuicios y pocas ganas de trabajar a fondo, cogiendo a las primeras de cambio algún pringao para endosarle el muerto.
Los personajes, a pesar de todos esos defectos llegan a resultar entrañables y cercanos. Un haber de su estupendo guión.
Excelente film.

IRIAN-HALLSTATT dijo...

Hola travismagee. Gracias por la visita y por los extensos comentarios.
Extraño ciertamente, como este director construye personajes que van sobrados de defectos, pero logra presentarlos de forma cordial, y eso que, amen de los defectos, la película recoge una historia la mar de oscura, e incluso sórdida y truculenta.

Saludos.

Twister dijo...

Yo con ensta película simplemente aluciné, me pareció magnífica. Tiene momentos de extrema dureza visual.

IRIAN-HALLSTATT dijo...

Hola twister. Yo la verdad que visualmente no la vi muy salvaje. Pero lo que es la historia si que resulta muy dura y sórdida, y el eventual tono cómico hace que deje una acritud bastante potente.

Saludos.