martes, julio 03, 2007

Shadowless Sword

Muyeong Geom.
Dir. Young-jun Kim

Corea de Sur / EEUU 2005

El reino de Balhae necesita un soberano. Una cuadrilla de formidables asesinos ha ido acabando con la vida de todos los candidatos al trono. La única esperanza es Gun Hwa-pyung, un príncipe exiliado, y Yeon So-ha, la magnífica y joven guerrera a quien se encarga la tarea de traerlo a Balhae sano y salvo.



* Hace poco comentaba, al tanto de “The Legend of Evil Lake”, cinta compatriota de esta, como desde la modestia es totalmente factible elaborar películas bien compensadas en sus elementos, disfrutables, de divertimento puro y duro. Conscientes de si mismos y sus posibilidades, se pueden manejar con soltura los recursos de los que se dispone, en todos los sentidos, para, huyendo de la pretenciosidad vacua, endiñar buen cine. De “Shadowless Sword” podría decir lo mismo que más o menos dije de aquella otra cinta; de diferente factura y “tono”, pero con el mismo ánimo.

* Tiene la pujante manufactura visual tan común en el cine coreano en general, que sin necesidad de parafernalia ni recargado atavio imprime un atractivo y enérgico estilo, de contrastado cromatismo, cuidado pero no enojoso, que contribuye al regocijo del espectador (al menos al mío), y mantiene la atención y el recreo por si en algún momento la película decayese en sus demás aspectos. La robustez visual se combina con un ágil ritmo en una película esencialmente de acción, para nada “violenta”, y donde a pesar de se desperdigan miembros con una generosidad pasmosa, la carnicería está ausente, o uno debe imaginársela. Elementos dramáticos: los justos. También hay algún punto cómico eventual sin peso alguno en el conjunto de la película, pero que se suma al interés de esta.

* En cuanto a las escenas de lucha, uno de los aspectos fuertes en este tipo de cine: la coreografía necesaria en unos combates de duración medida y muy ágiles.

* Entran y salen de la historia muchos personajes secundarios que no nos duran un suspiro, pero que dan más vidilla al desarrollo de la historia. Y respecto a los protagonistas, estos están no muy rematados, no se profundiza en ellos, pero se les presenta de forma que tengan prestancia, de manera que no se desplomen bajo el peso de la trama, tampoco muy elaborada. La superficialidad de los caracteres de los personajes obliga a maniobrar con destreza a la hora de encarar el conjunto del resto de elementos del film para que no se venga abajo el invento, y si “Shadowless Sword” no presenta fisuras en ningún momento de sus 2 horas aproximadas… o sus responsables estaban particularmente inspirados o sabían muy bien lo que se traían entre manos.
El único personaje que está algo más perfilado que los demás sea quizá el de Gun Hwa-pyung, el príncipe, y pese a lo somero del tratamiento de su compañera de fatigas, Yeon So-ha, la relación que se va estableciendo entre ellos durante su viaje resulta interesante, sobre todo por que no sabemos a ciencia cierta la naturaleza de los sentimientos que van surgiendo.

* Alguna cosita burda o pueril no hace mella en el conjunto de esta película, de la que he disfrutado mucho, y que me devuelve la fe, de momento, en este tipo de cine.

2 comentarios:

BUDOKAN dijo...

Este tipo de películas de aventuras con samurais me fascinan. Muy bueno este blog para poder descubrir nuevos títulos. Saludos!

IRIAN-HALLSTATT dijo...

Saludos budokan. De vez en cuando me gusta pillar alguna película de este estilo, pero he de reconocer que no son demasiadas las que acaban gustándome de verdad. Esta es muy entretenida, pero por ejemplo hace poco vi “Duelist” y “Samurai Reincarnation”, y no me entusiasmaron para nada.

Saludos.