sábado, agosto 04, 2007

Solaris

Dir. Andrei Tarkovski
URSS 1972

La solarística es una disciplina que parece haber llegado a un punto muerto. Kelvin, psicólogo, es enviado a la estación espacial desde donde se llevan a cabo las investigaciones sobre el planeta Solaris para tomar una decisión acerca de la conveniencia de continuar los estudios. Una vez allí, se enfrentará a extraños prodigios, resultado de la insólita actividad del planeta.

* Todo lo que diga sobre esta película es poco. Posiblemente mi película favorita. Son tantas las reflexiones a las que incita, tantos los diálogos abrumadores, las secuencias imborrables, de excelsa e inquietante belleza, la valentía en su realización.

Film lento, lentísimo; sí, pero que más da esto cuando agita tanto en nuestro interior.
La frialdad y el tono irreal de su onírico ambiente turba y somete desde los primeros segundos. No hay mejor prólogo a esta película que esos solemnes pasajes musicales de Bach.

* Por lo visto, la novela en que se basa no contempla esa introducción terrestre, no sitúa la acción primeramente en nuestro planeta, pero que gran acierto el de Tarkovski haciéndolo así; ¡Que magnífica forma de introducirnos en la órbita de lo que va a exponernos a continuación! Película para elucubrar en miles de dimensiones. Miles de mundos y universos en los que penetrar, obvios y personales.

* Como ya saben quienes suelen leer mi modesto blog, no soy muy dado a comentar aspectos técnicos de las películas, porque, pese a reconocer abiertamente mi ignorancia al respecto, me da congoja referir realidades que saltan a la vista, o incurrir en errores en el vocabulario, o cualquier otra cosa. Pero si me gustaría señalar que, como ocurre en secuencias de “Stalker” o “El Espejo”, y no se si será habitual en otras obras de este señor, me fascina como a veces el movimiento y las evoluciones de la cámara parecen independientes respecto a las de los actores, cosa que me desconcierta, al ganar estos, fuera de plano, posiciones sorpresivas que uno no puede anticipar, y que a veces de una sensación de ruptura y confusión.

O esos primeros planos, o muy velados, o tan cercanos y cerrados, asfixiantes, intrusivos, que disparan nuestra imaginación pero engañan nuestra intuición. Por no hablar de la infinidad de detalles en los planos generales y abiertos, que quizá no nos sirvan de mucho en la “historia”, pero que enriquecen lo que nos narramos a nosotros mismos y lo que se quiere plantear, ayudando a disparar nuestras cavilaciones.

* Fuera del interés que pueda revestir esta película como obra de ciencia-ficción, con sus ideas y especulaciones metafísicas, científicas, o sean de la naturaleza que sean, los personajes están tan soberbiamente tratados en sus circunstancias y los actores bordan papeles tan impactantes, que cuesta abarcar todo lo que este film imprime a todos los niveles.

* Mezcla de ciencia-ficción, drama; la complejidad de la relación entre Kelvin y Hari es inabordable, igual que las experiencias e impresiones de todos los pocos personajes. Empatizar con todos ellos resulta vertiginosamente turbador.

* Y en fin, aquí me detengo con humildad. Escueta reseña para un film insondable. Véase, y que cada cual opine, piense, y sienta.

11 comentarios:

Raquel dijo...

En clase de historia del cine me pusieron el final. Nos dijo el profe que no nos iba a destripar nada.

Sé como es el mundo de Tarkovski, pero nunca me imaginé que me iba a impresionar así. Como será entera...

Saludos.

IRIAN-HALLSTATT dijo...

¿Quieres decir que aun no la has visto? Ya tardas. También el señor Iveldie comentaba que cuando se estudia cine, los docentes tienen una insidiosa tendencia a dar la vara con Tarkovski. Espero que no le hayas cogido inquina al ruso por tener quizá que estudiarlo.

Saludos.

Raquel dijo...

Inquina? Ninguna! Ojalá todas mis asignaturas fueran así.

Sí, ya sé que tardo.

Juniper Girl dijo...

¿que opinas de la version de Soderbergh?

IRIAN-HALLSTATT dijo...

Juniper girl, la verdad es que no la he visto, y aunque no me han hablado excesivamente mal de ella, no me atrevo a verla. Creo que hay películas que se prestan a homenaje o revisión, pero otras, como esta, no creo que necesiten versión o remake ninguno.

Saludos.

BUDOKAN dijo...

Este film es un ícono de la ciencia ficción psicológica. Me ha gustado mucho tu reseña al igual que el blog. Recuerdo también una remake con Clooney que no era muy lograda. Saludos!

IRIAN-HALLSTATT dijo...

Buenas budokan. A mi lo que me han comentado es que el remake se centra mas en la supuesta relación amorosa entre Clooney y su “visitante”.

troncha dijo...

Mi opinión es que la personalidad de Tarkovsky se plasma de nuevo en una de sus obras, ya sea en el espacio como es el caso o en la época medieval (Adrei Rublev), ese atormentado espiritu impregna todo su trabajo.

Genial reseña Irian en la que coincido contigo plenamente.

IRIAN-HALLSTATT dijo...

Bueno troncha, yo solo he visto 4 de sus películas, y la verdad que todas tienen ciertas ideas de fondo, como una eterna lucha de sus protagonistas contra deseos frustrados, esperanzas, y nostalgias; así como una batalla continua por la asimilación de estas.

Anónimo dijo...

El libro, lee el libro :) No lo digo por el típico tópico de que los libros son mejores que las películas (no creo que sea cierto siempre) y en este caso la adaptación es magnífica, pero si de la peli destacas el desarrollo de los personajes, la turbación y la complejidad, el libro te gustará seguro seguro. Un saludo.

Manostijeras

IRIAN-HALLSTATT dijo...

La verdad es que el libro de Lem es uno de los que tengo pendientes, aparcadito en mi biblioteca. En cuanto despache a Merimee, me pongo a él.