sábado, diciembre 01, 2007

Trust

Dir. Hal Hartley
Reino Unido / EEUU 1990

* ¿Qué es lo que atrae a Matthew y Maria? La confianza. Esta sería una respuesta bastante sólida y solvente. Los personajes no dejan de repetirlo y el título de la película parece ahorrarnos reflexiones al respecto. Todo parece que gire en torno a la confianza, una confianza mutua que ha empujado y unido a estas dos personas; sea dicha confianza sentimiento o simple vocablo que nos libre del análisis.
Pero creo que el planteamiento de Hartley es más complejo, y que con ese título no solo hace referencia a la confianza que pueda darse entre dos personas, sino también a la que podemos tener en el mundo que nos rodea, en nosotros mismos, y a todo el cúmulo de inseguridades que marcan nuestra vida en todo momento. Creo que es en ese sentido amplio como se debe considerar la confianza para arrojar luz sobre la atracción de Matthew y Maria.

* El mundo que le ha tocado vivir a Matthew requiere continuamente de él que obre en contra de sus convicciones, no existiendo suplicio mayor que este. Es un hombre de principios, persona ya de por si inaudita, pero que sobresale más aún porque, a diferencia de la mayoría, en situación muy excepcional debe verse para no actuar según le dicte su conciencia y su particular y feroz lógica y sentido común. Tal carácter le hace muy difícil el día a día, su vida familiar, social y profesional (arreglando televisores es todo un maestro que odia la televisión; le horroriza la falta de profesionalidad y desidia de compañeros y superiores). Es un idealista amargado. Le sigue pidiendo a su entorno que se adapte aunque sea mínimamente a su ideal, pero todo cuanto le rodea parece tan tercamente empeñado en mantener la distancia, en seguir sumido en una inoperancia enervante, que aunque todo esto le siga soliviantando, en la mayoría de los casos lo que siente ya es indiferencia, y prefiere aislarse. Su personalidad le impide adaptarse al mundo y se encuentra en un momento crítico: totalmente consciente de la confrontación y de las dificultades que esta le acarrea. Tiempo de tomar decisiones: dar su brazo a torcer y hundirse, seguir en sus trece y hundirse…
Es difícil que alguien de tal entereza no confíe en si mismo, pero así es. Dada la vida que puede llevar, no confía en que su forma de ser encaje en lugar alguno, y cada puerta que se le abre le lleva a un lugar donde es necesario doblegarse, con lo que cree no poder obtener más que humillaciones del mundo.

* Por otro lado, Maria ha vivido engañándose a si misma, tras una máscara con la que creía poder conseguir aquello que deseaba. Buscaba seguridad. Pero una seguridad que al depender de otras personas la colocaba en la cuerda floja. Falló en sus cálculos, y en la brutal caída se desengañó totalmente. El golpe sirvió para transformarla. La sacudida la volvió en si misma, y ahora debe empezar de nuevo.
El mundo en que vivimos se transforma, reaccionando en función de nosotros mismos, según nos movemos en él. La metamorfosis de María la hace enfrentarse a un mundo nuevo, sin nada seguro sobre como este responderá a su nuevo “yo”, y sin mucha confianza en si misma al haber estado tanto tiempo traicionándose.

* Ambos se encuentran perdidos, sin seguridad acerca de nada, sin nada a que atenerse que no sea la certeza de que, como poder ir, todo puede ir siempre peor. Dan el uno con el otro en un momento crucial. ¿Qué han visto en el otro? Esto es más difícil de leer. Matthew ha sido testigo de la transformación de Maria, y quizá le atraiga la capacidad de ella para cambiar y amoldarse (aunque no sea exactamente el caso) que él no tiene. También encuentra en ella alguien que aprueba su forma de ser y que admira su integridad, apoyándole en su manera de actuar. Encuentre un mundo, el de ella, a explorar, donde parece no tener que someterse porque encuentra simpatía y comprensión. María admira en él la fidelidad a si mismo, y además es la primera persona que la acepta tal cual es en su nueva andadura. A falta de confianza en si mismos se lanzan a la desesperada en brazos de personas en quien creen poder confiar, a quien casi instintivamente admiran y respetan. En la otra persona tendrán un refugio donde poder ser ellos mismos, un lugar seguro y un apoyo frente a los desmanes de la suerte.

* ¿Admiración, respeto y confianza suponen amor? ¿Es “Trust” una historia de amor? Tantas concepciones del amor como de la confianza.

8 comentarios:

Psicodeliazombie dijo...

ufff... en la vida la confianza es fundamental a la hora de enfrentar desafios, pero tambien es cierto que con una persona al lado todo es mas facil...
gracias por la recomendacion...!!!

IRIAN-HALLSTATT dijo...

Para eso estamos, Psicodeliazombie.
Gracias a ti por la visita y el comentario.

Raquel dijo...

Por fin una peli que puedo comentarte!!

Me la recomendaron por casualidad, de hecho, dudo mucho que la fuera a ver en otras circunstancias.

Pero a veces te encuentras sorpresas así... Como dije, los últimos minutos valen por toda la película. Tan sencillos, y tan fuertes...

Saludos.

IRIAN-HALLSTATT dijo...

Hola Raquel. Todo el inicio de la película está genial para ir introduciendo en la psique de los protagonistas. Yo me puse con ella porque las 3-4 películas que le he visto a Hartley me han gustado mucho.
Por aquí tengo Henry Fool, que a ver si la veo cuando pueda, que ando liadísimo.

Un saludo.

Psicodeliazombie dijo...

te añadi a mis links amigos...!!!

Sam_Loomis dijo...

Gracias por pasarte por mi blog, espero continues. Confieso que esta película no la he visto, pero de seguro suena como algo que vale la pena. Mantendré los ojos abiertos. Muy interesante este espacio, sigue así.

Saludos

IRIAN-HALLSTATT dijo...

Piscodeliazombie: Gracias por el enlace. Haré lo propio.

Sam_Loomis: Gracias por la visita y el halago.

Shangri-la dijo...

Te invitamos a que visites nuestra nave. Un saludo.