sábado, abril 21, 2007

Porco Rosso


Kurenai no Buta
Dir. Hayao Miyazaki
Japón 1992

Un grupo de piratas del aire que cometen sus fechorías en el Mar Adriático, hartos ya de que Porco Rosso les de siempre caza, buscan la ayuda de un aviador norteamericano para deshacerse de Porco.






* Miyazaki es un portento. Nos presenta a un hombre-cerdo aviador, cazarecompensas antifascista, respetado en todo el Adriático, y con la mitad de la Italia femenina rendida a sus pies; y consigue que lo vea tan natural como normal lo ven el resto de personajes de esta historia. Miyazaki se ríe de las apariencias; da a su película la misma dimensión humana tremenda que caracteriza toda su obra; mezcla sin tregua géneros y tonos sin que resulte chocante;… ¡Abra cadabra! Película de culto servida en bandeja de plata.


* La primera secuencia serviría sola ella para hacer que muchos directores bajasen su cara de vergüenza. Aquí tenemos ya a Porco, un heroico cerdo al que recurren para resolver entuertos; unos cuantos elementos sueltos que nos sitúan en la época en que la historia pretende desarrollarse; un refugio paradisíaco en el que todos querríamos estar, y la promesa de que pronto comenzará la acción. La película me gana en un minuto. A partir de aquí “Porco Rosso” se dispara a lomos de la desbordante imaginación de Miyazaki, para sorprendernos a cada escena.


* Los recurrentes guiños históricos y culturales que lanza la película, siempre a expensas de la distorsión fabuladora de este maestro del cine, son de los más sugerentes, y aportan una mayor dosis de romanticismo al asunto, en una película que no deja de ser una comedia de acción que soslaya el aparato dramático de otras cintas de los estudios Ghibli o del propio Miyazaki. Por analogías sería “El Castillo de Cagliostro” aquella con la que “Porco Rosso” tiene más puntos en común, aunque en esta última los personajes no son tan rígidos o arquetípicos como en aquella.


* Me encantan las trepidantes escenas de acción, y es difícil no partirse en dos de risa en multitud de secuencias. También es increíble como tantos lugares acaban dotados de personalidad y carácter: la isla refugio de Porco, el jardín privado de Gina, el mismo hotel Adriano, e incluso los talleres de Milán donde le fabrican a Porco su nuevo avión.


* Y que decir de los personajes… cada cual dedicado a variar el tono de la película con tan diestra mano que nos conducen por donde quieren. Curtis y los piratas regalándonos escenas de acción y humor para la galería; Fio valerosamente empeñada en convertir su aventura con Porco en un cuento de hadas; Gina, mujer de carisma y portentoso temple cuya relación con Porco es deliciosamente triste y romántica. Porque pese a todo el humor y toda la acción, “Porco Rosso” es romántica se mire por donde se mire. No quería señalar escenas, pero aquella en que Porco relata a Fio como se convirtió, en mitad de un combate aéreo, en lo que a día de hoy es… buf, pone los pelos de punta. Los diálogos son también de los que se recuerdan. “Porco Rosso” deja cosas en el aire; no se lo puede poner rostro a la magia.


“prefiero ser un cerdo a ser un fascista”

“un cerdo que no vuela solo es un cerdo”

¡Ahí queda eso!

3 comentarios:

Iveldie dijo...

Esta es la única película de Miyazaki que no me gusta, su protagonista me resulta desagradable y en conjunto me parece una película aburrida. La que más me gusta de su filmografía quizas sea Nausicaa, aunque El viaje de Chiiro me pareció espléndida.

Saludos!

Cesare dijo...

Bueno... A mi es , tal vez, la que más me fascina... Y digo tal vez por que con Miyazaki es realmene dificil elegir....

IRIAN-HALLSTATT dijo...

Iveldie: Hombre, si tu de buenas a primeras te convirtieses en cerdo igual serías también desagradable por dentro y fuera jaja. A mi Nausicaa también me encantó, creo que es la película de Miyazaki, que pese a tener la personalidad de este director, más se parece a los animes de ciencia-ficción y fantásticos de la época. Y bueno, Chihiro, la que más me gusta de este hombre, y de mis pelis favoritas.

Cesare: Yo con facilidad elijo Chihiro; después Totoro y Porco Rosso, ahí ahí las dos.

Saludos a ambos.