sábado, marzo 03, 2007

La Vida de los Otros

Das Leben der Anderen
Dir. Florian Henckel
Alemania 2006

Un agente de la Stasi, la policía secreta de la RDA, es asignado a la vigilancia de un dramaturgo y de su pareja. Toda su frialdad y su dedicación a “la causa” se tambalearán cuando comience a sentirse implicado en las vidas que está removiendo.



* Florian Henckel retrata la separación a todos los niveles. Andamos a zancadas sobre el Muro de Berlín, sobre todo el telón de acero. Se nos encierra en una bóveda que es el régimen socialista de la antigua RDA, donde no brillan estrellas, sino los cargos del partido, una supraestructura incomprensible e inalcanzable que marca una relación unidireccional con el pueblo, y que a fuerza de una monstruosa y corrupta atracción separa a los individuos unos de otros, señalando el lugar que cada cual debe ocupar, haciendo
palanca en sus relaciones, interfiriendo, eliminando toda posibilidad de un acercamiento franco entre personas. La película es de una emoción contenida bestial, que envuelve en música y cámara lenta cualquier pasaje mínimamente efusivo. Los abismos creados entre los personajes están poblados de corrientes emocionales, sentimentales e idealistas, frustradas y estériles, porque esas fuerzas que acercan a los personajes son contrarrestadas por una magnética fuerza mayor que es el omnipresente régimen, y el miedo que infecta. Esta tirantez que explota el film me mantuvo en vilo y tensión hasta el final, a lo que sumar un desarrollo de acontecimientos que te van acorralando como acorralan a los personajes, hostigando hasta un estallido final, que se va anticipando de una u otra manera, pero que intentamos sortear.

* La frialdad forzada y emoción contenida son tremendas, y me parece genial el componente humano que, a hurtadillas, se va haciendo hueco en la historia a medida que avanza, añadiendo más tensión al asunto. La recta final es formidable y muy emotiva, seguro que hasta a algunos se les escapó alguna lagrimilla, cosa que tiene mérito, teniendo en cuenta la sobriedad de la propuesta. Impactante y sublime me han parecido multitud de escenas, así como el trabajo cargado de fuerza de los protagonistas; pero paso de indicar escenas ni dar nombres.

* Todos destacaremos como la película retrata la salvaje maquinaria del régimen, y sus enconados esfuerzos, asombrosamente maquiavélicos, por mantenerse en pie; la razón al servicio de un progreso imposible, que solo alimenta la ponzoña del estancamiento, y un statu-quo que nada promete. Todo el mundo en la sala de cine acababa profiriendo algo ante los métodos inquisitoriales de la Stasi: “por favor, déjenme dormir”, cosas así, y las sutiles estratagemas para desenmascarar enemigos del socialismo. Lo de privar a los artistas de posibilidad de expresión alguna (con ese diabólico manual) para aniquilar su alma es algo que a mi personalmente me produjo verdaderos escalofríos. Ni el más ínfimo obrero tiene libertad relativa para pensar y sentir (véase la escena del niño en el ascensor); la que tengan intelectuales y artistas, más dados a expresar y actuar, es nula, y su privación más cruel y dolorosa.
Esa impotencia de verse atado de pies y manos es uno de los elementos que viene a interponerse en las relaciones humanas, pues nadie es libre para relacionarse con los demás sin ser fiel a si mismo, y si, como consigue el régimen establecido, ha de estar siempre preguntándose si puede confiar en el otro, sin percibir en el otro cierta digna y relativa integridad, o temiendo que la otra persona esté en peligro por lo que nosotros digamos, hagamos, o incluso pensemos. La película me transmite todo esto de forma intachable en las relaciones que los protagonistas mantienen con su pareja, amigos y allegados.


* Son reconfortantes las concesiones humanas que hace el film, el permitir que esas corrientes sentimentales acaben dando con una presa entre tan desolador paisaje, atribuyéndoles la capacidad de, mediante su calor, romper, descongelar, alguna de las infinitas e insondables fibras tentaculares que tejen los repugnantes regímenes totalitarios. Me refiero al agente de la Stasi, que poco a poco se da cuenta de que tiene un alma cuando su corazón comienza a latir al ritmo del de las personas que debe vigilar. Se apropia de sus vidas, pero no ya para destruirlas, sino haciéndolas suyas. Ahora debe protegerlas, pues a través de estas personas está experimentando algo de lo que otros lograron privarle. Nos convertimos en personas ante el espejo que son los demás, cara a cara, y no ante idearios, esquemas o doctrinas que ensalcen.

* Posiblemente la película que más me ha impresionado en muchos meses, de las que he ido a ver al cine. Tiene un carácter y una fuerza sobrecogedores, y creo que su director tiene 30 añitos. Habrá que estar atento a sus nuevos envites.

16 comentarios:

Donnie dijo...

Alucinante película, grandes personajes, enorme el protagonista!
Qué guión y que escenas! la de la Sonata me hizo saltar un lagrimote... xDD

Muy buen blog, por cierto!

Te leeré xD

Saludos!

IRIAN-HALLSTATT dijo...

Gracias por la visita y el cumplido. Ya sabía yo que alguien tenía que haber soltado una lagrimita, jajaja, la verdad que las escenas finales (la del libro por ejemplo) son emocionantes a más no poder. Algunos en la sala hasta rompieron a aplaudir, ¿a quien?, ni idea, que importa. Yo salí del cine anonadado.

Saludos.

Lucy_nariz_respingona dijo...

Genial crítica,gracias por pasarte por mi blog y estoy totalmente de acuerdo dontigo,me encanta la evolución del protagonista y como intenta refugiarse en la vida de los otros.
un saludo te agrego a links para estar al tanto de lo que vayas poniendo!
muuaCK!

Lucy_nariz_respingona dijo...

por cierto,el final es redondo
DIOS PERO QUE PELICULÒN!!!jejeje

IRIAN-HALLSTATT dijo...

Lucy_nariz_respingona, gracias por la visita, el cumplido a mi comentario, el link,… haré lo propio. Cuando una peli te deja en tal estado, o lo cuentas, o revientas. Saludos.

Mario dijo...

Irian te hemos agregado a nuestra lista de enlaces.

Un saludo y a seguir así!

IRIAN-HALLSTATT dijo...

Saludos mario, y gracias por el link.

Cineahora dijo...

Como ya sabes, es una de las películas que, por sus personajes y contenido, más me han impresionado.
Y lo es por como retrata esas emociones tan brutalmente reteneidas, que señalas, o por comprobar como esa sociedad ha asumido esa forma de vivir, con obreros (o currantes) pulcros, profesionales y entregados a su oficio de excrutar e investigar en las vidas ajenas.
Y aunque la acción tenga lugar en un país y una fecha concreta, en la desaparecida RDA y a mediados de los 80, los temas que trata son tan universales como actuales.

Un abrazo !

IRIAN-HALLSTATT dijo...

Buenas cineahora. Yo creo que muchos de los aspectos que la película trata respecto a trabas las relaciones humanas libres están íntimamente relacionados con las circunstancias sociopolíticas que se retratan en el film, mientras otros si que son universales. Aunque la película nos transmita de manera consistente la situación por la que pasan los protagonistas, y lo que les pasa por la cabeza, realmente es difícil meterse en su piel. Debe ser brutal sentir y saber, desde que tienes cierta madurez mental, que mil ojos pueden estar vigilándote, que al primer descuido te estigmatizan, y que eso afectará a todo el que te rodea. De hecho, al hilo del apunte que hace la película sobre el nivel de suicidios en los antiguos regímenes socialistas, también es característico en dichos países, entre su población, unas cifras altísimas de trastornos paranoicos, que perduran en el tiempo aunque se modifiquen las circunstancias. Y lo de la emoción contenida de la película, que decir, va acumulando y acumulando tensiones hasta que la presión se hace insoportable, y ya vemos como acaba aliviándose tal violencia.

Un saludo.

Nüx dijo...

Coincido en que es un buen filme, con una buena historia, un buen guión y una buena interpretación; pero discrepo en que es un muy buen filme.
Quizá influyera el hecho de que no había tenido un buen día que digamos cuando la vi, pero no me pareció la obra genial ni la gran rival de "El laberinto del fauno" de la que hablaban.
Se me antojó algo lenta y cansina en varios momentos. Además, la estética tonos pastel me produjo dolor de cabeza... ^^'
Saludicos!!

IRIAN-HALLSTATT dijo...

Buenas nüx. A mi si que me parece una película extraordinaria; cuestión de gustos. Por ejemplo, ahora que la mencionas, a mi me parece infinitamente superior a “El Laberinto del Fauno”, película que veo notable, pero que me decepcionó muy mucho, pues iba con ciertas expectativas tras leer una entrevista con Del Toro, quien hablaba de su nueva película en términos de “terror”, “paganismo”, Lovecraft, Machen,… nada más lejos.

Saludos y gracias por pasar por aquí.

Twister dijo...

Esta película me pareció sencillamente demoledora, me impresíonó.
Por cierto el blog es fantástico, las críticas están muy trabajadas, enhorabuena.

IRIAN-HALLSTATT dijo...

Tú lo has dicho twister: demoledora. Gracias por la visita y el cumplido.

Saludos.

Patri dijo...

Tengo muchas ganas de ver esta película y no he tenido la oportunidad, todo el mundo habla muy bien de ella. En cuanto pueda la veré. Por cierto, he intentado ponert e un comentario en tu entrada sobre Las Horas y no he podido, así que te lo digo aquí, esa si que la vi, pero cuando se estrenó,así que hace ya unos años, pero recuerdo que me gustó bastante, aunque me dejó una sensación angustiosa en el cuerpo.
Un saludo!!

IRIAN-HALLSTATT dijo...

Buenas patri, gracias por la visita.

Hace unos días que desapareció la opción de introducir comentarios en “Las Horas”, y no tengo la más mínima idea del porqué; igual lo que hago es publicar de nuevo la entrada para ver si se arregla, pues no he encontrado que pase nada raro. En cuanto a la sensación que dices te dejó, no me extraña, angustia desde el primer momento y al final te deja en el interior un frío glacial intenso. Yo agradezco que el cine se acerque a mi querida Virginia con tacto y talento.

Un abrazo.

IRIAN-HALLSTATT dijo...

Solucionado lo de los comentarios, había tocado donde no debía.