miércoles, noviembre 29, 2006

Chungking Express


Chung hing sam lam
Dir. Wong Kar-Wai
Hong-Kong 1994



Dos historias independientes. En la primera de ellas un joven policía al que hace poco abandonó su novia se enamora de una traficante de drogas con la que se encuentra en un bar; por supuesto, sin conocer ninguno de los dos la ocupación del otro.
En la segunda, otro policía herido de amores es, sin ser consciente de ello, ayudado a superar el bache por la camarera del bar que suele frecuentar.



* Dos historias que, aunque estilísticamente diferentes, tratan el sempiterno tema de Wong Kar-Wai del desamor y el amor imposible. Quizá sea la película más “ligerita” de este director, alejada de la exuberancia sensual, densa y a veces artificiosa de otras de sus películas. Esto no quiere decir que no haya que tomársela en serio, o que sea un paréntesis de ligereza que se tomó el director entre obra y obra de mayor profundidad, porque “Chunking Express” es otra lección de este señor de cómo hacer cine con estilo, personalidad e inventiva.


* La primera historia me atrapa en su narrativa audaz y en su estilo visual experimental, con saltos de registro y explosiones de ritmo, que llaman mi atención a cada paso y escena. Me atrapa en su humor absurdo, y en su tonillo misterioso, aportado por la figura de la protagonista. Ese toque enigmático, algunas penumbras, atmósferas difusas, y algún que otro plano, generan una ambientación en algunas escenas que me recuerda a veces a David Lynch.

También tiene elementos que remiten a “As Tears Go By” y “Fallen Angels”. Esta última, de hecho, debía haber sido la tercera parte de la cinta que nos ocupa, pero se decidió parirla como película independiente.
De esta primera parte de la película diría que esencialmente me gusta lo atrevido del ritmo y la narración, aportando una frescura no muy común en este director (y no es un reproche).
Muy acertada también la música para ambientar este "episodio".



* Pero es la segunda historia la que me hizo rendirme ante esta película. Con un romanticismo rocambolesco, más de cuento que de novela (por decirlo de alguna forma); con dos protagonistas diáfanos, una especie de principito azul en horas bajas, y una suerte de hada madrina surgida de la nada, que nos exponen el tema de los obstáculos a la atracción personal y al acercamiento amoroso de forma más amable, y también cómica, de lo que suele hacerlo este maestro del cine. Es difícil que a uno no se le vengan a la cabeza películas como “Hierro 3” o “Amelie”, quizá por elementos y pasajes concretos, pero es innegable que en esta película Wong Kar-Wai comparte con Kim Ki-Duk y Jeunet el gusto por el romanticismo más absurdo y “fantástico”, y menos denso, y que pese a que se pueda tachar a sus protagonistas de algo livianos, a mi personalmente me enganchan totalmente a la historia en que los enfrasca el director.


* Comicidad general de lo más agradable y uso de la música (machacona repetición del tema central) que, aunque a algunos irrite, a mi me encanta: botón de disparo de cierto estado anímico para intentar captar los pensamientos de los personajes y rumiar lo visto hasta el momento (cosa que también hizo Wong Kar-Wai en “Deseando Amar”). La música se convierte así, aunque sean solo uno o dos temas, en un elemento relevante, no solo para la implicación del espectador en la historia, sino, en esta película en particular, en la historia misma; en ese benévolo plan que la protagonista se trae entre manos.

* A destacar la comicidad con que se erige la casa del protagonista en reflejo de su estado anímico, y como a través de ella la chica intenta influir en él. Tanto esta idea como el final de la película son de un romanticismo arrebatador.
No me queda claro si la protagonista intenta a través de su estratagema o experimento (le gustaría saber si los sueños de uno pueden transmitirse a los demás) atraerse el afecto de él, o simplemente ayudarlo a salir de su apatía y abatimiento; sea como sea, el planteamiento me parece del todo exquisito.

* Una de las películas que más veces he visto, y junto con “Deseando Amar” mi favorita de Wong Kar-Wai. De las que siempre recomendaré.

2 comentarios:

locodelavida dijo...

Muy valioso tu camonetario de la peli, estaba dudando si verla o no, pero me has convencido, gracias. Por cierto acabo de ver Dias Salvajes, esta muy bien, saludos!

IRIAN-HALLSTATT dijo...

Saludos locodelavida, y gracias por dejarte caer por aquí. Mis comentarios suelen ser una reelaboración sui géneris de lo que experimento ante las películas, así que, yo que tu, no me fiaría mucho de mi, jajaja. No, en serio, la película la he visto 8-9 veces; algo debe tener.