martes, febrero 27, 2007

Qiu Ju, Una Mujer China


Qiu Ju da guan si
Dir. Zhang Yimou
China / Hong Kong 1992


Qiu Ju, tras la agresión que sufre su marido por parte del alcalde de su pueblo, comienza a acudir a las autoridades en busca de justicia. Como las resoluciones de dichas autoridades no se ajustan a su concepción de justicia, y el alcalde no esta tampoco dispuesto a ceder, Qiu Ju se dirige cada vez a estamentos superiores, llevándole su insistencia a recorrer casi todo el país.

* Otro impresionante homenaje de Yimou a la mujer china como motor social y transformador, como detentadora de valores, y como pilar básico del futuro de su país. Aquí no tenemos a la Gong Li “al borde de un ataque de nervios” de “La Linterna Roja” o “Semilla de Crisantemo”, sino más bien a la heroína que Yimou, por ejemplo, presentaba en “Ni Uno Menos”; la mujer enfrascada en una misión o gesta personal.
De hecho, en otros aspectos, “Qiu Ju” también me ha recordado a “Ni Uno Menos”. Ambas, no solo comparten la denodada lucha de sus protagonistas, sino también la sencillez de la propuesta, y la falta de obsesión ornamental característica de otras películas de Yimou. En ambas películas, las protagonistas, intentando en principio resolver un problema personal, que parece ceñirse al ámbito del interés privado, acaban, sin proponérselo, poniendo su granito de arena a la transformación de los problemas de su país, y a su transformación social, luchando por erradicar uno de tantos males incrustados en la dinámica social, política o económica de su tierra. Mientras, la gran mayoría del resto de personajes se complacen, pasivos y conformistas, con la situación y condiciones establecidas, desentendiéndose, por pereza, orgullo, miedo, o cualquier otra pobre causa, de la labor de aquellos que, a su manera, con sus actos y actitudes, suponen un revulsivo.

* En “Qiu Ju”, Yimou inserta a sus personajes en contextos sencillos y humanos, con muchas escenas filmadas entre el ajetreo y la actividad de las ciudades y pueblos chinos, cosa que me ha encantado. Aparte de mostrarte ciertos aspectos del día a día de ese país, consigue de esta forma dar mayor envergadura a la figura de su protagonista, que lleva su tenacidad y fuerza de voluntad a través de la cotidianeidad de su pueblo, y no a través de deslumbrantes decorados que propicien una visión heroica del personaje. Pero es que la odisea de Qiu Ju es casi épica, luchando con constancia y una apabullante serenidad contra todo un sinfín de obstáculos que van surgiendo en su camino, de parte de las autoridades, de su familia, de su desconocimiento de la vida urbana y moderna,… ¡Y se lanza a tal gesta porque su alcalde ha propinado una patada en sus partes a su marido! Dicho así puede parecer chistoso, pero cuando la cuestión se convierte en asunto de honor, orgullo y justicia, es increíble ver como la protagonista parece ser la única persona del mundo que, ignorando el camino fácil, que al final siempre es el más vil e inútil, siendo la indiferencia, el olvido, y la falsa reconciliación, sigue defendiendo sus ideales y su concepto de justicia, dispuesta a llevar su lucha hasta las últimas consecuencias, y apelando siempre a los estamentos establecidos y lícitos, sin tomarse la justicia por su mano, a lo que muchos recurrirían, pese a que dichos estamentos no parecen estar muy por la labor de ejercer una verdadera justicia, aquejados de un mal generalizado. Es alucinante ver a su personaje, embarazada y torpona, recorriendo todo ese inmenso país, enfrentándose a unas gentes y una realidad alejadas de las de su pueblecito, y afrontando con firmeza y un temple asombroso todos los obstáculos con que se topa.


* Un personaje impresionante y una historia insólitamente hermosa, conmovedora y épica.

6 comentarios:

troncha dijo...

Reconozco que no he visto la pelicula, pero si aprovecho apra comentar que por contra de loq ue pueda parecer el papel de la mujer es muy importante en Oriente, por lo que se puede observar en peliculas de este corte y muchas otras...

IRIAN-HALLSTATT dijo...

De acuerdo contigo, y creo que Yimou lo que intenta es, a través de su cine, reconocer y reivindicar el papel social fundamental, impulsor y cohesionador, que la mujer tiene, y no solo en oriente; papel que pese a evidente, no es reconocido como debe ser.
Saludos.

TRONCHA dijo...

Disculpa que no hable mucho de la pelicula, al no haberla visto... una de las cosas que más me ha impactado de siempre es que "la mujer oriental", tiene un genio muy fuerte o eso es lo que transmiten en las películas en general, ya sean actuales o de época, hablando claro, en general tienen muy mala leche :-)

IRIAN-HALLSTATT dijo...

Bah, no importa que comentes sin haber visto la película, yo, pese a ver las películas, siempre acabo hablando más sobre mi, que sobre la peli en sí. Como no entiendo papa de cine, hablo de lo que hay entre la peli y "moi".

Nüx dijo...

Diossss! Desconocía esta película, la he puesto a bajar ahora mismito. Pero qué bien pinta!!
Me encantó "La linterna roja", de hecho, creo que es una de las películas más bellas y conmovedoras que he tenido la oportunidad de ver. Un filme rojo, rojo, rojo... adoro el rojo.
Saludines!!

IRIAN-HALLSTATT dijo...

Cuidado nüx, que se empieza bajando esta, y acaba uno con empacho de Yimou, jaja. Por ahí anda también una reseña mía de “La Linterna Roja”, iba a hacerla de “Semilla de Crisantemo”, pero antes de ponerme a ello vi la primera y acabé haciéndola de ella.
Como digo, “Qiu Ju” está lejos visualmente de las dos mencionadas arriba, pero el personaje central tiene la misma fuerza arrebatadora.

Un abrazo.