martes, enero 08, 2008

Kuroneko

Dir. Kaneto Shindo
Japón 1968

Un grupo de malhechores surge del bosque para violar y asesinar a dos solitarias mujeres en su propio hogar. Años más tarde, sobre estos rufianes convertidos ahora en samurais, y sobre toda esta casta, se abaten los vengativos espíritus de las dos mujeres. A un samurai que regresa a sus tierras después de 3 años de guerra es a quien encargan el cometido de destruir a esas mujeres-demonio. Es el hijo de una, y esposo de la otra.

* De la mano de Taneko Shindo, responsable de la tremendísima “Onibaba”, “Koroneko” es uno de esos viejos films de terror japoneses que, para mi gusto, tienen un encanto que le falta al terror nipón de los últimos años.

* Modestos decorados, no tan artesanales y falseados como en films de terror más antiguos, que siempre encuentro dan un empaque teatral intimista muy atractivo, que resulta muy efectivo al condensar el horror y no dejar que se disipe la fantasmagórica atmósfera.

* Aunque al principio me pareció que la película iba a seguir una trama bastante lineal, la ambientación oscura y tenebrosa, de poderosas y bellas imágenes, me mantuvo atento, y gracias, pues la película transcurre poniéndose muy interesante.

* Agradecido también por la sutileza y elegancia en todos los aspectos del film, de que a esas mujeres convertidas en demonios-gato no se les haya endosado uno de esos aparatosos y lanudos disfraces de carnaval que tanto desmejoran el climax del cine de terror. En estas viejas películas, con sus aires teatrales, no fastidian mucho el conjunto, pero hay que ver que pintas me llevan algunos “bichos” en el cine fantástico nipón actual. Pero ya digo que en “Kuroneko” nada hay de esto, en conjunto es una película elegante, grácil, de hermosa y fúnebre imagen.

* Desde el inicio tiene un tono dramático que se intensificará con la aparición del hijo y esposo de estas terribles mujeres-vampiro, y a quien encargan aniquilarlas. También este encuentro depara ciertos momentos románticos que me han gustado mucho, con ese componente dramático. Al hilo de esto, ¿Es “Kuroneko” una historia de amor o de venganza? Tras ver la película me he quedado pensando en el supuesto pacto que liga a las dos mujeres con los dioses infernales, y no me queda claro si se prestan a vagar por el mundo de los vivos, trayendo un poco de infierno a la esfera mortal, para vengarse de sus asesinos y saciar su rencor contra la casta samurai, o es por esperar el regreso del marido e hijo y poder verlo de nuevo, sacrificando por ello sus almas.

7 comentarios:

Alikuekano dijo...

Permiteme una corrección,es Kaneto Shindo no Taneko jejeje.

Esta es una cinta que me encanta, y es que ese estilo teatral que comentas, que muchas veces parece mas propio del kabuki o Nô que de una película me atrajo desde el principio. (destacare el baile que se marca la madre en cierto momento de la película)

Veo mas que ellas buscaban su venganza, pero al producirse el encuentro y ver que ese anhelo que les quedaba aún de su vida y su venganza de la no vida chocaban, se produce la toma de posiciones de ambas.

No se, pero me gusta mucho jajaja.

nonasushi dijo...

Tomo nota, yo todo lo que sea japo... me encanta
Saludos

TRONCHA dijo...

Que grande Kaneto Shindo, este todavía no la he visto, pero seguro que caera, la que me impactó sobre manera fue Onibaba, que obsesión me pille con el agujero de marras.
Por cierto lo que si me cuentas es que repite más o menos la fórmula dando el peso del protagonismo a una pareja de mujeres.

Saludos...

IRIAN-HALLSTATT dijo...

Alikuekano: Gracias por la corrección; me da que me gustaba mas lo de Taneko y he acabado escribiéndolo como me ha dado la gana. Corregido queda. La verdad que tampoco a mi me cuadran mucho los bailes que se marca el espíritu de la madre, supongo que algo tendría que hacer mientras la joven se dedicaba a desvencijar samurais, como eran tiempos sin TV… También es curioso que parezcan tener cada una su función como demonios, aunque aparte de los reseñados bailes, no me queda clara la función de la madre.

Nonasushi: Pues ya estás tardando en pillártela. Y si no has visto “Onibaba”, ya que estás, aprovecha y te metes un maratón de terror “Shindo”.

Troncha: “Onibaba” tiene un tono diferente, y por ello creo que me gustó más. Tuve la oportunidad de verla en sala de cine hace unos años en la Semana de Cine Fantástico de aquí, de Málaga, y recuerdo que salí de la sala aturdido. La obsesión de la madre por la mascarita es bestial, y ese descenso a la locura, que por cierto se da en todos los viejos films de terror nipón que he visto, y que en ninguno de ellos parece servir para anular el componente sobrenatural.

Gracias a los tres por la visita y el comentario. Salvd.

Psicodeliazombie dijo...

Esta atmosfera teatral tipica del cine japo clasico es un banquete irresistible para cualquier cinefilo... gracias por el recuerdo...!!!

Twister dijo...

Esta me la apunto... Siempre acaban gustándome todas las películas que recomiendas; ya te contaré...

Fantomas dijo...

No tenia idea acerca de este film y la verdad es que parece bastante interesante.

Aproveche de agregar tu link a mi blog.

Buen post.
Saludos.