miércoles, noviembre 21, 2007

Jess Franco, Manera de Vivir

Dir. Kike Mesa
España 2007

No soy fan de Jess Franco. Apenas he visto películas suyas, porque aunque no descarto ponerme a ello en un futuro, nunca me he sentido atraído por el cine de este hombre.
Será contradictorio, pero siempre me ha intrigado más la figura de este director en si, que su cine. Que raro. Pero supongo que he estado mas expuesto al “Jess Franco esto… Jess Franco lo otro” que al elogioso comentario o la cautivada impresión de alguien sobre alguna de sus películas.
Así pues, me planté en la sala de cine a ver que me contaban, o contaba este personaje, sobre si mismo, o sobre cualquier otra cosa. Y ya desde un principio se me prometía algo en consonancia con lo que iba buscando. Una suerte de documental a modo de entrevista, donde reina la figura del director, sin interferencia alguna; nada que pueda desviarnos del curso de las ideas que bullen en la cabeza de este cineasta. 90 minutos de un Jess Franco en un mullido sillón, sin más acompañamiento que una mesa auxiliar donde descanse su paquete de cigarrillos y un cenicero, y unas intrusitas volutas de humo, donde como fantasmas, de vez en cuando, surgen esporádicas imágenes que ilustran el relato del director. Parece que el film tiene otros detalles del estilo, pero que la calidad de la proyección no dejó apreciar.
Jess Franco nos habla de su vida y obra; de su infancia y de la familia que le tocó vivir; de su experiencia y sus pinitos en la música como pianista de jazz; de cine, de mucho cine; anécdotas de su trabajo junto a Orson Wells o Christopher Lee; de la visión que tiene del cine español y esta supuesta industria. Siempre interesante, toca diferentes temas, mayormente con un humor lúcido y escabroso, pero también a veces con una emoción entrañable y de agradecer. Sea cual se la visión que uno tenga del cine de este hombre, lo innegable es su amor por el séptimo arte, y su penetración y perspicacia. Consciente de sus recursos y limitaciones, tiene una perspectiva clara de su experiencia en cada ámbito. Este film supone 90 minutos de gratísima conversación con una persona de la que quizá la mayoría tenemos una idea equivocada derivada del cine que nos ha ofrecido y ofrece. Para cambiar de impresión; seguramente a mejor.

1 comentario:

Psicodeliazombie dijo...

este hombre es un cinefilo echo cineasta... un verdadero amente del cine...!!!